Liposucción: qué es, técnicas, precios y zonas

/ / Sin categorizar


¿Qué es una liposucción?

La liposucción es una intervención quirúrgica a través de la cual se extrae el exceso de grasa acumulada en determinadas zonas del cuerpo. No se ha de pensar que se trata de un tratamiento para hacer frente a la obesidad, sino un método quirúrgico para modelar el cuerpo mediante la eliminación del tejido adiposo acumulado. De hecho, hay casos en los que se reinyecta parte de ese tejido en áreas donde puede ser necesario.

La liposucción se lleva a cabo bajo anestesia general, local o epidural en función de cada caso, y consiste en introducir una cánula o jeringuilla en el tejido adiposo, la cual está conectada a una máquina succionadora que extrae la grasa de la zona del cuerpo tratada. La operación suele durar entre una y dos horas, y durante la misma se pierde abundante líquido, por lo que es necesaria su reposición a través de fluidos administrados por vía intravenosa.

Después de la intervención, el paciente permanece en el hospital unos dos días (aunque hay tratamientos que no requieren hospitalización), con el propósito de controlar la inflamación y evitar la aparición de edemas, dolor o sangrado. En las zonas intervenidas de coloca un drenaje para facilitar la eliminación de líquidos. Además, para permitir que la piel se adapte a la nueva silueta, se aplica un vendaje de comprensión que el paciente deberá llevar alrededor de tres semanas.

Cabe recordar que, tras la operación, la elasticidad de la piel puede quedar reducida y presentar irregularidades en zonas deprimidas que posteriormente pueden ser tratadas y corregidas mediante pequeñas intervenciones o, incluso, inyectando grasa en aras de lograr un aspecto óptimo.

La liposucción es un tipo de cirugía plástica segura si la realiza un especialista en un quirófano equipado adecuadamente. Los pacientes más apropiadas para una liposucción son personas saludables, de peso medio y con excesos de grasa localizados. La liposucción está contraindicada en pacientes con problemas cardíacos, respiratorios o circulatorios.

Tipos de liposucción

Gracias a los avances en la rama de la medicina estética, y al uso de nuevas tecnologías, hoy en día hay diferentes procedimientos que ofrecen resultados estéticos óptimos. Estos son los tipos de liposucción más comunes:

Hidrolipoclasia – Sin cirugía

La hidrolipoclasia, también se la conoce como liposucción sin cirugía, puesto que se trata de un procedimiento mínimamente invasivo, y con una recuperación sencilla y rápida al no necesitar hospitalización. El especialista introduce en el área a tratar un líquido (Klein) compuesto por lidocaína y otros fármacos que reducen el sangrado y facilitan la succión de la grasa localizada. Después introduce una cánula para extraer la grasa acumulada. El tiempo de recuperación también es muy rápido.

En Sants Institut somos especialistas en esta técnica mínimamente instrusiva. Las opiniones de nuestros pacientes son muy positivas, ya que el antes y después de la intervención son muy llamativos sin necesidad de hospitalización.

Aquí os mostramos un vídeo de una intervención y con los resultados finales, donde verás el antes y después:

Liposucción asistida tradicional

Es el método basado en la succión de grasa comentado anteriormente. El cirujano utiliza una cánula para extraer la grasa en las zonas deseadas. Aún se sigue empleando esta técnica en muchas clínicas, pero poco a poco la están reemplazando otros métodos más novedosos.

Liposucción Láser

Este procedimiento se caracteriza por ser poco invasivo, y consiste en hacer una pequeña incisura en la zona a tratar. Después el láser se encarga de quemar la grasa que se desea eliminar. Este método también se denomina lipoláser, y la recuperación del paciente es muy rápida, sin necesidad de quedarse hospitalizado tras la intervención.

Ultrasónica

La acumulación de grasa se disuelve a través de unas ondas de sonido que alcanzan la zona tratada mediante unas cánulas especiales que se introducen tras realizar unas pequeñas incisiones en la piel. Esto facilita la posterior succión de grasa.

Liposucción de Alta Definición (High Definition)

Es uno de los procedimientos más innovadores existentes en el campo de la cirugía plástica y reparadora. A diferencia de la lipoaspiración o liposucción tradicional, este método da como resultado un aspecto más definido, respetando la tersura y suavidad de la piel. De ese modo, los músculos se ven trabajados y tonificados, mejorando en gran medida la apariencia a nivel estético.

¿Cuál es la técnica más adecuada?

El tipo de liposucción más adecuada dependerá de la particularidades de cada caso. Por tanto, será el cirujano el que realizará la correspondiente valoración, y recomendará la solución más adecuada para cada paciente. En este sentido, hay personas que con la liposucción o tradicional tienen suficiente para lograr los resultados deseados. Otras, en cambio, requieren de técnicas más sofisticadas como los ultrasonidos, o bien, debido a su tipo de piel, la opción ideal puede ser el láser. Cada anatomía es diferente y presenta unas características determinadas, por lo que no hay una técnica mejor que otra, si no que se recurre a la que mejor se adapte a las necesidades de cada paciente.

Una vez concluida la intervención y el periodo de recuperación, es fundamental seguir los consejos del doctor, si se desea mantener la nueva silueta para siempre. En este sentido, seguir una dieta sana y hacer deporte son factores clave para que los resultados de la cirugía se mantengan con el paso de los años.

Zonas del cuerpo donde se puede realizar

Todas aquellas zonas del cuerpo proclives a acumular grasa y presentar la antiestética flacidez pueden ser tratadas con la liposucción o lipoescultura.

Abdomen

Es la zona más común a tratar con una liposucción tanto en mujeres como en hombres. A la hora de abordar esta operación, hay diferentes factores a tener en cuenta, como la cantidad de grasa abdominal, la distribución de la misma, el historial de peso del paciente, el sexo, la edad y los antecedentes de embarazo.

Papada

Para eliminar la grasa en los contornos del cuello y de la cara, es posible intervenir quirúrgicamente por medio de microcánulas que permiten una fácil extracción. Se trata de una técnica muy segura, con anestesia local y un breve periodo postoperatorio.

Brazos

Al igual que la de la papada, la liposucción en los brazos se lleva a cabo con microcánulas, es decir, con una cirugía menos dolorosa y menos invasiva. Además, los resultados son sumamente satisfactorios, ya que los brazos quedan más definidos y tonificados.

Piernas

La liposucción en las piernas se puede realizar en cuatro grandes zonas: tobillo y pantorrillas, muslos (cara interna incluida), cartucheras y rodillas. Estas zonas son tratadas comúnmente en mujeres, que quedan muy satisfechas al mejorar notablemente el contorno de sus piernas.

Glúteos

Se trata de otra de las zonas más tratadas en este tipo de cirugía plástica. Y es que son muchas las mujeres a las que les resulta imposible disminuir el exceso de masa adiposa en esa zona a través de dietas o ejercicios. Es por ello que la disminución del volumen mediante la liposucción es una solución viable.

Espalda

La liposucción en la espalda ofrece también unos resultados estéticos muy favorables, sobre todo en las mujeres, que son las que más recurren a este tipo de intervención. Las zonas a tratar son la parte alta y baja de la espalda, incluyendo la parte de atrás de la cintura. Todas ellas son zonas susceptibles de acumular tejido adiposo.

Otras áreas tratadas son los pechos (mujeres y hombres) y el contorno de las axilas, con el propósito de que los brazos se vean proporcionados y definidos en su conjunto. Generalmente, los hombres que recurren a la liposucción pectoral lo hacen por que sufren de ginecomastia, es decir, crecimiento anormal de las mamas que se da en ciertos varones.

Precio de una liposucción

Ya os hemos comentado en este mismo artículo, que existen varios tipos de liposucción (Hidrolipoclasia, láser, ultrasónica, High Definition, …), así como la posibilidad de usarse en distintas zonas. Esto significa un gran abanico de precio en función de la técnica y la zona donde hay que aplicarla. Te recomendamos que nos consultes sin compromiso, seguro que te llevarás una sorpresa agradable.