BTL X-Wave es un novedoso y eficiente tratamiento para la disminución de la celulitis mediante la aplicación ondas de choque.

Los especialistas recomiendan para combatir la celulitis sesiones de mesoterapia, drenaje linfático y una alimentación sana y equilibrada, pero desde hace unos años existe un nuevo procedimiento médico que cada vez gana más adeptas, el BTL X-Wave.

Se trata de una innovadora técnica que utiliza ondas acústicas de energía elevada, las cuales penetran en el cuerpo generando vibraciones en el tejido conjuntivo de la epidermis, donde se hallan ubicadas las células grasas, actuando sobre ellas y reduciéndolas en tamaño y volumen.

En la actualidad, la tecnología empleada por las Ondas X-Wave es uno de los tratamientos más eficientes para contrarrestar la celulitis y la piel de naranja. Pero no solo disminuye la celulitis y la piel grasa, sino que además tiene otras aplicaciones médicas (Fisioterapia, rehabilitación...), en función de los tejidos que se trabajan.

  • Estimula el drenaje linfático y activa la circulación.
  • Aumenta la producción de elastina y colágeno.
  • Previene la flacidez cutánea.
  • Rejuvenece el tejido corporal.
  • Previene las estrías y atenúa las existentes.

BTL X-Wave es un eficaz tratamiento de ondas de choque que se caracteriza por su sencillez y por ser indoloro y nada invasivo; y con unas cuantas sesiones las pacientes embellecen su figura y, al mismo tiempo, mejoran su salud.

Asimismo, las pacientes manifiestan que la incomodidad es inexistente o nula durante el tratamiento con BTL X-Wave, con la ventaja de que no requiere anestesia, por lo que la persona puede retomar inmediatamente su rutina diaria. Las mejoras se perciben desde la primera sesión. Por tanto, el nivel de satisfacción de las pacientes es elevado.

REMODELACIÓN CORPORAL NO INVASIVA

¿Cuántas sesiones de BTL X Wave se necesitan?

Para cada caso específico se diseña un plan de tratamiento adecuado en base a las necesidades requeridas. Por lo general, la mayoría de pacientes se someten a 4-6 sesiones en el transcurso de varias semanas. La sesión suele ser de 7-10 minutos en función del área que se esté tratando y del grado de afección. Lo más frecuente es programar 2 sesiones por semana. Hay estudios realizados en pacientes que demuestran que estos presentan mejoras ya visibles después de una única sesión, pero los resultados varían en función de factores muy diversos.

Los efectos inmediatamente perceptibles siguen mejorando a medio y largo plazo, aunque también puede variar en cada paciente, dado que la celulitis es una afección multifactorial.

El tratamiento en sí es rápido, cómodo e indoloro. La paciente tan solo nota una leve sensación de calor que, en muy pocos ocasiones, resulta molesta. No se requiere ningún tipo de atenuante del dolor o anestesia, ni siquiera tópica. Tras el tratamiento, la paciente no tendrá ninguna molestia y podrá seguir con sus actividades diarias con total normalidad.

Según las necesidades de cada paciente, un año o dos después de un primer tratamiento se puede llevar a cabo otro para mejorar aún más los resultados. El número de tratamientos dependerá del nivel de descolgamiento de la piel y de los cuidados adicionales que se realicen.

Está clínicamente probado que el tratamiento BTL X-Wave contribuye a paliar las causas que ocasionan una superficie irregular de la piel, mejorando notablemente su aspecto. El tratamiento mejora la microcirculación y la distribución de oxígeno en la zona afectada.

¿Qué son las ondas de choque para la celulitis?

El tratamiento con ondas de choque es una de las opciones más eficientes y avanzadas de la medicina actual para hacer frente a la celulitis, uno de los problemas más comunes y molestos para las mujeres —en mayor porcentaje—.

La tecnología de ondas de choque de última generación consiste en aplicar ondas acústicas que llegan hasta el tejido a través de una aplicación por presión, provocando la rotura de los depósitos de grasa que son responsables de la celulitis y del aspecto de la piel de naranja.

Por medio de las vibraciones se logran tres resultados simultáneos que ayudan no solo a la disminución de las células adiposas, también a la tonificación del área tratada: estimula el metabolismo y, por ende, acelera el proceso de eliminación de residuos; aumenta el torrente sanguíneo; y activa la producción de elastina y colágeno, mejorando así la textura y firmeza de la piel.

Un tratamiento completo con ondas de choque logra disminuir los signos perceptibles de todos los tipos de celulitis, con un efecto moldeador, reductor y reafirmante.

Este procedimiento es seguro para pacientes de cualquier edad y para todos los tipo de piel. A veces es utilizado por pacientes que desean un efecto adicional para otro tratamiento estético no invasivo. No obstante, como tratamiento independiente es una opción eficaz para la disminución de la celulitis, especialmente para aquellas mujeres que desean una mejora estética sin necesidad de un periodo de recuperación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat