La Ginecomastia se produce por una alteración hormonal que puede desarrollarse , fundamentalmente debido a dos motivos: uno, la disminución en la producción de andrógenos (testosterona) y una elevación en la producción de estrógenos, y dos, un aumento de la transformación de los precursores de los andrógenos en los estrógenos.

En la mayoría de los casos la Ginecomastia no es más que exceso de grasa acumulada en las mamas

En estos casos la solución está en un tratamiento no quirúrgico llamado Hidrolipoclasia. Sin embargo, cuando la glándula mamaria está re-crecida hay que llevar a cabo una intervención quirúrgica un poco más compleja, en la cual además de grasa, se retira tejido glandular de las mamas.

¿Qué es la ginecomastia?

El término ginecomastia indica el desarrollo anormal del tamaño de las mamas en los hombres. La hinchazón resultante del pecho le da un aspecto típicamente femenino.

En la mayoría de los casos, este parecido tiene importantes repercusiones psicológicas. Por lo general, la dificultad de vivir con la enfermedad se traduce en problemas sociales y sexuales. El problema está tan extendido que el número de varones que se han operado en los últimos años ha aumentado considerablemente.

Síntomas

La ginecomastia puede ser unilateral o bilateral, y se manifiesta inicialmente con un aumento de la sensibilidad y la aparición de bultos dolorosos bajo la zona del pezón. En una fase posterior se produce una mayor hinchazón asociada al depósito de tejido adiposo y al aumento del tejido glandular.

Causas de la ginecomastia

Las causas que provocan la aparición de la ginecomastia son numerosas, entre las principales se encuentran las genéticas, las hormonales, las farmacológicas y las dependientes de otras enfermedades.

Fármacos como los esteroides anabolizantes, los utilizados en el tratamiento del VIH, los antiandrógenos o los antidepresivos son sólo algunos ejemplos de medicamentos que pueden favorecer la aparición del trastorno.

Del mismo modo, condiciones patológicas como el hipogonadismo o ciertos tipos de cáncer pueden causar desequilibrios hormonales que conducen al desarrollo de la ginecomastia.

A la luz de lo dicho hasta ahora, queda claro, por tanto, que la causa principal de la aparición de esta afección se encuentra en la alteración del equilibrio hormonal. En particular, se crea un desequilibrio en el metabolismo de la testosterona y el estrógeno a favor de este último. El aumento de los estrógenos y/o la sensibilidad del organismo a los mismos puede producirse por

Exceso de testosterona: se produce de forma natural en la pubertad (ginecomastia puberal), o de forma "artificial" como consecuencia de la toma de esteroides anabolizantes. El cuerpo trata de protegerse de un exceso de andrógenos convirtiendo una parte de ellos en estrógenos, hormonas típicamente femeninas que son responsables, entre otras cosas, del desarrollo de las mamas.
Exceso de estrógenos: se produce de forma natural (predisposición genética) o debido a promotores, como fármacos, pesticidas y otros contaminantes.

Tipos de ginecomastia

En función de su origen, la ginecomastia se clasifica en:

Ginecomastia puberal: es un proceso fisiológico que se produce en la edad puberal (12-17 años) cuando la intensa producción hormonal provoca un desarrollo excesivo de las glándulas mamarias. Este fenómeno suele remitir en un par de años.

Ginecomastia congénita: la causa principal viene dada por la alteración del equilibrio hormonal que puede tener una connotación familiar (herencia).

Ginecomastia inducida: en estos casos las causas se encuentran en la asunción de determinados fármacos que pueden comprometer la función hormonal natural.

En función de las características distintivas de la ginecomastia, se puede clasificar en:

Ginecomastia verdadera: el aumento del volumen de las mamas se debe al aumento del componente glandular.

Falsa ginecomastia (o pseudoginecomastia): el aumento del volumen de las mamas se debe al incremento del tejido adiposo en la zona mamaria.

Ginecomastia mixta: el aumento de volumen de las mamas se debe a la interacción de los dos factores descritos anteriormente.

Hoy en día, la ginecomastia es un fenómeno bastante extendido, sobre todo si consideramos también la llamada "falsa ginecomastia". El aumento significativo del número de casos en la última década sugiere que en el futuro habrá una mayor propagación del problema (especialmente en los países industrializados).

Tratamiento quirúrgico de la ginecomastia

En el caso de la "verdadera ginecomastia" la regresión de la enfermedad sólo puede ocurrir en la pubertad, después de este período las posibilidades de regresión espontánea son muy bajas. Este tipo de patología requiere cirugía.

Por el contrario, si la ginecomastia se debe sólo a la grasa localizada y a la relajación muscular, las posibilidades de recuperación son mayores. La cirugía no siempre es necesaria, ya que la afección puede tratarse simplemente con un programa dietético destinado a reducir la grasa corporal y tonificar los músculos.

Las estrategias de intervención quirúrgica difieren según la naturaleza del problema.

Si para el exceso de tejido adiposo suele ser suficiente realizar una "simple" liposucción con anestesia local, para el exceso de tejido glandular es necesario realizar la extirpación quirúrgica de la glándula mamaria.

En este último caso, la operación dura aproximadamente una hora y se realiza en el hospital de día. Se realiza una pequeña incisión en la mitad inferior de la areola para permitir la extracción del tejido glandular. Al cabo de unos días, el paciente puede reanudar sus actividades cotidianas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat