La Ginecomastia se produce por una alteración hormonal que puede desarrollarse , fundamentalmente debido a dos motivos: uno, la disminución en la producción de andrógenos (testosterona) y una elevación en la producción de estrógenos, y dos, un aumento de la transformación de los precursores de los andrógenos en los estrógenos.

En la mayoría de los casos la Ginecomastia no es más que exceso de grasa acumulada en las mamas

En estos casos la solución está en un tratamiento no quirúrgico llamado Hidrolipoclasia. Sin embargo, cuando la glándula mamaria está re-crecida hay que llevar a cabo una intervención quirúrgica un poco más compleja, en la cual además de grasa, se retira tejido glandular de las mamas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat