DEPILACIÓN LÁSER

La Depilación láser sirve para eliminar el vello indeseado. Se lleva a cabo mediante un equipo que emite sucesivos pulsos de luz láser, cuyas características permiten una depilación muy efectiva y segura ya que se concentra en el folículo del vello sin afectar el tejido circundante.

La depilación láser permite eliminar el vello de todas las partes del cuerpo: piernas, ingles, brazos, axilas, cuello, tórax, areolas, mentón, labio superior, mejillas, orejas, nariz, espalda…etc.

En cada sesión se eliminarán los vellos de la zona tratada, un pequeño porcentaje de estos volverán a crecer (aunque más débiles) y habrá que repetir las sesiones hasta que el vello desaparezca en su totalidad. Finalmente, el número de sesiones dependerá del grosos y el color del vello del paciente.

La depilación láser es un método seguro y eficaz para eliminar permanentemente el vello no deseado de la cara, las piernas, los brazos y otras partes del cuerpo.

¿Cómo funciona la depilación láser?

El equipo de láser produce un rayo de luz altamente concentrado que apunta selectivamente al pigmento de los bulbos pilosos sin dañar el tejido circundante. Permite la destrucción de la raíz de los pelos de cualquier parte del cuerpo tanto en mujeres como en hombres: cara, ingle, pecho, axilas, brazos, espalda, pechos, piernas, abdomen.

¿Es más eficaz que los métodos tradicionales?

A diferencia de los métodos depilatorios tradicionales, el láser permite una depilación más rápida y duradera. En comparación con la electrodepilación que se realiza en un solo pelo, el láser utiliza un punto amplio para tratar áreas que incluyen varios pelos.

¿Es diferente de la luz pulsada?

Sí, es diferente porque el láser penetra más profundamente en la piel que la luz pulsada.
La depilación láser es a largo plazo, mientras que la depilación con luz pulsada no lo es, ya que no puede penetrar profundamente en la piel. Para ser eficaz, el rayo de luz debe penetrar hasta llegar a los bulbos pilosos, que en la parte posterior, por ejemplo, también están a 7 o 9 milímetros de la superficie. La luz pulsada se caracteriza por las bajas cantidades de energía que permanecen en la superficie. El resultado es una significativa disminución en el crecimiento de los pelos, pero siempre volverán a crecer.
Con el láser, en cambio, el problema del vello no deseado se resuelve de forma radical.

¿A qué edad puede uno someterse al tratamiento?

Todas las edades. No hay limitaciones o edades óptimas para el tratamiento de depilación, excepto las limitaciones relacionadas con el color del pelo (el láser actúa sólo sobre el pelo pigmentado, por lo tanto no sobre el pelo de color claro).

¿Cómo se prepara antes de la depilación láser?

Es necesario utilizar una maquinilla de afeitar común 1-2 días antes de la sesión: de esta manera se garantiza que toda la potencia del láser se dirige hacia el bulbo piloso, preservando la piel.

Por otra parte, la depilación con cera o el uso de depiladoras eléctricas deben evitarse al menos un mes antes de la sesión y también entre las sesiones. Esto es muy importante para optimizar la terapia y no frustrar la única sesión.

Es bueno que la piel esté bien hidratada para que el láser pueda deslizarse fácilmente sobre la piel. Para ello se recomienda la aplicación diaria de cremas emolientes en las regiones a tratar. La correcta hidratación reduce el riesgo de cualquier alteración transitoria de la pigmentación y promueve el éxito del tratamiento.

Se aconseja no tomar medicamentos fotosensibilizantes o productos dermocosméticos (como los tratamientos para el acné) antes de la sesión. Para llevar a cabo el tratamiento es necesario no estar afectado por ninguna patología dermatológica fotosensible (porfiria, enfermedades autoinmunes).

El láser y el sol no van bien juntos, por lo que la sesión no se puede realizar si se está bronceado y no se debe exponer al sol dos semanas antes y después de la sesión única. Como medida de precaución, es preferible interrumpir la terapia con láser durante los tres meses de verano en los que la luz solar es más intensa (julio, agosto y septiembre).

Por todo ello, es necesario que el tratamiento vaya precedido de una visita al dermatólogo, que evaluará la presencia de todas aquellas condiciones que son esenciales para un tratamiento eficaz.

¿Cuánto tiempo dura una sesión?

Una sesión de tratamiento puede durar desde unos pocos minutos (bigote) hasta más de una hora (piernas, espalda), dependiendo del tamaño de la zona a tratar.

¿Cuántas sesiones se deben hacer?

Se recomiendan 4-5 sesiones para un resultado óptimo, aunque el efecto ya sea evidente desde las primeras sesiones.

¿Cuánto tiempo dura el efecto?

El problema del vello no deseado puede finalmente ser resuelto de manera duradera. Sin embargo, después de años pueden reaparecer algunos pelos, generalmente más pequeños y delgados, y pueden ser tratados con sesiones más delgadas que el tratamiento inicial.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat