Las Bolas de Bichat son un acúmulo graso en la cara interna de las mejillas que se extrae para definir el óvalo facial a través de unos pómulos más estilizados que resaltan las facciones del rostro. Es una intervención muy usada por celebrities ya que les ayuda a eliminar los mofletes y lucir un rostro estéticamente más interesante.

Elsa Pataky, Nicole Kidman, Brad Pitt, George Clooney, Angelina Jolie, Cindy Crawford, Tom Cruise o Michelle Pfeiffer son algunas de las celebrities que han recurrido a la extracción de las bolas de Bichat.

Las Bolas de Bichat no tienen ninguna función específica en la etapa adulta por lo que su extracción no tiene ninguna contraindicación. La intervención es bastante sencilla ya que se basa en una mínima incisión en la cara interna de las mejillas. La técnica utilizada no deja cicatrices, no se requiere post-operatorio y los pacientes pueden volver a su rutina normal el mismo día de la intervención.

¿Quién es el paciente ideal para la operación de bichectomía?

No existe una edad "recomendada" ni un género específico para la cirugía de bichectomía, pero en los últimos años es sin duda un procedimiento de moda entre los jóvenes de entre 25 y 35 años, que quieren tener unos rasgos limpios, definidos y más atractivos.

Las bolas de Bichat (llamadas así por el cirujano francés que las describió por primera vez) consisten en una acumulación de grasa en las mejillas, precisamente entre el músculo masetero y el músculo buccinador.

Las causas que originan este problema son básicamente dos:

  • Edad: con el paso de los años, de hecho, la piel sufre una pérdida de tono, la llamada laxitud cutánea, en la zona de las mejillas. Esto da lugar a bolsas flácidas que desfiguran la belleza general del rostro.
  • Genética: las mejillas flácidas o regordetas son un verdadero problema no sólo para las personas mayores sino también para las más jóvenes. Si en un niño la burbuja de Bichat puede parecer incluso un rasgo agradable, para un adulto puede ser un motivo de vergüenza física y psicológica.

No es casualidad que incluso personalidades del mundo del espectáculo como modelos y actores (tanto hombres como mujeres) recurran a la operación para remodelar su rostro y hacerlo atractivo.

Por estas razones, la operación de bichectomía está indicada tanto para personas maduras que buscan una solución de rejuvenecimiento facial, como para mujeres (y hombres) jóvenes que buscan una remodelación facial y, por tanto, pretenden tener unos rasgos más armoniosos y atractivos.

¿Es dolorosa la operación de bichectomía?

No, la operación de bichectomía se realiza con anestesia local, por lo que el paciente no siente ningún dolor. En los días siguientes a la operación es posible sentir una ligera molestia debido a la incisión necesaria para la eliminación del tejido adiposo, pero esta molestia puede resolverse con la medicación prescrita por el médico.

¿La operación deja cicatrices?

La operación no deja cicatrices evidentes porque la incisión es pequeña y se hace dentro de la boca.
La extracción de las bolas de bichat consiste en una pequeña incisión en el interior de la boca, en la zona de la mucosa oral, y no deja marcas. La incisión se cura a los pocos días de la operación y no deja cicatrices visibles o permanentes.

La operación dura aproximadamente media hora y la recuperación del paciente es prácticamente instantánea. Después de la operación puede volver a casa inmediatamente y en pocos días puede retomar sus actividades cotidianas.

Para una correcta recuperación y para evitar la aparición de infecciones el paciente debe seguir una rutina y es muy importante limpiar bien el interior de la boca y abstenerse de fumar.

¿Son inmediatos los resultados de la operación de bichectomía?

Sí, los resultados parciales de la operación de bichectomía son efectivamente inmediatos; sin embargo, será unos 6 meses después, una vez que la piel se haya adherido de nuevo a los tejidos, cuando podrá disfrutar de los resultados definitivos. Cabe destacar que la bichectomía es una práctica que proporciona excelentes resultados, más aún cuando se combina con otros procedimientos estéticos. Por ejemplo, para ampliar los beneficios de la bichectomía, se puede llevar a cabo una remodelación facial con el aumento de las mejillas y la corrección de las asimetrías del mentón o la mandíbula.

¿Es una cirugía segura?

Sí, la operación de bichectomía es realizada por un equipo de profesionales de la cirugía estética y es absolutamente segura. Los médicos, gracias a la gran experiencia adquirida a lo largo de los años y a los procedimientos seguros y funcionales, dan la máxima garantía de éxito.

El procedimiento se lleva a cabo en una clínica autorizada con equipos médicos de última generación y en pleno cumplimiento de las leyes de higiene y salud emitidas por el Ministerio de Sanidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat