La lipoescultura o liposucción es el método más popular de cirugía de contorno corporal que permite eliminar los cúmulos de grasa y modelar cualquier parte del cuerpo. Con sólo unas incisiones pequeñas, el cirujano puede centrarse en los depósitos de grasa rebelde y eliminar, de forma permanente, las células adiposas de áreas como: cuello (papada), axilas, brazos, abdomen (barriga), espalda, cintura, caderas, muslos, rodillas y/o pantorrillas.

La lipoescultura requiere de hospitalización (un par de días) y su recuperación un par de semanas.

Los resultados no son inmediatos, pues tras la aspiración aparece un edema (inflamación) que hay que tratar con prendas compresivas (faja o medias), masajes (drenaje linfático) y ejercicio. El resultado definitivo empezará a ser visible a los dos o tres meses. Los resultados se la Lipoescultura serán permanentes en cuanto se mantenga el peso corporal.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat