La lipoescultura o liposucción es el método más popular de cirugía de contorno corporal que permite eliminar los cúmulos de grasa y modelar cualquier parte del cuerpo. Con sólo unas incisiones pequeñas, el cirujano puede centrarse en los depósitos de grasa rebelde y eliminar, de forma permanente, las células adiposas de áreas como: cuello (papada), axilas, brazos, abdomen (barriga), espalda, cintura, caderas, muslos, rodillas y/o pantorrillas.

La lipoescultura requiere de hospitalización (un par de días) y su recuperación un par de semanas.

Los resultados no son inmediatos, pues tras la aspiración aparece un edema (inflamación) que hay que tratar con prendas compresivas (faja o medias), masajes (drenaje linfático) y ejercicio. El resultado definitivo empezará a ser visible a los dos o tres meses. Los resultados se la Lipoescultura serán permanentes en cuanto se mantenga el peso corporal.

Como técnicas de contorno corporal, la lipoescultura elimina los depósitos de grasa localizada de zonas específicas como las caderas, las nalgas, los muslos, las rodillas, los brazos, la barbilla y el cuello. La lipoescultura, sin embargo, no sustituye a las dietas y al deporte, sino que permite aspirar esas bolsas de grasa rebeldes imposibles de desplazar y es uno de los tratamientos más solicitados en cirugía plástica junto con el contorno mamario.

Preparación para la lipoescultura

Durante la evaluación preoperatoria, el cirujano analiza la cantidad y la localización de los depósitos de grasa y la elasticidad de la piel, explicando los objetivos estéticos y los resultados alcanzables. La evaluación prequirúrgica es un factor muy importante para excluir posibles complicaciones (hipertensión arterial, hemorragias o problemas de cicatrización) que podrían perjudicar el resultado quirúrgico. Al final de la evaluación, el cirujano elegirá las técnicas de contorneado más adecuadas, por lo que es importante seguir los consejos sobre la dieta, el uso de medicamentos, el tabaco y el alcohol.

Procedimiento de lipoescultura

La lipoescultura se realiza con anestesia local, con o sin sedación, o con anestesia general, dependiendo de la zona del cuerpo a tratar y de la cantidad de grasa a eliminar. Si la zona con adiposidad localizada está delimitada, la cirugía se realiza con anestesia local en régimen de cirugía de día, mientras que la anestesia general puede requerir una o dos noches de estancia en el hospital. Mediante el uso de cánulas de diferentes diámetros, introducidas a través de una incisión, se eliminan los depósitos de grasa de las zonas deseadas. Este procedimiento incluye dos fases: una liposucción profunda y otra superficial, a través de las cuales se succiona la grasa aprovechando la elasticidad de la piel. La duración de la cirugía de lipoescultura es muy variable, dependiendo de la extensión y el número de zonas a tratar.

Instrucciones de cuidados postoperatorios

Se debe llevar una prenda de compresión durante tres semanas, mientras que las ligeras molestias locales remitirán en unos días. La recuperación de la liposucción y la lipoescultura se produce de forma gradual y es aconsejable guardar reposo durante las primeras 48 horas. Tres días después de la intervención, puede retomar sus actividades diarias normales evitando las extenuantes, las saunas y los baños turcos. Si no es excesivamente agotador, la mayoría de los pacientes pueden volver al trabajo unos 4-5 días después de la cirugía. Al principio, la zona tratada aparecerá hinchada pero, en 2-3 semanas, el edema y la hinchazón desaparecerán gradualmente. El resultado, ya notable después de las tres primeras semanas, cuando se puede reanudar incluso una rutina de ejercicios sobria, es definitivo al cabo de tres meses. Los resultados tras este procedimiento son duraderos, siempre que los pacientes mantengan una dieta sana y una rutina de ejercicio regular, ya que las células grasas no se reproducen después de la pubertad.

Cicatrices en la lipoescultura

Las cicatrices de la lipoescultura son mínimas y apenas perceptibles, ya que quedan ocultas dentro de los contornos naturales.

Preguntas frecuentes (FAQ)

¿Quién se somete a una lipoescultura?

La cirugía de contorno corporal está destinada a pacientes con depósitos de grasa localizados en determinadas zonas de su cuerpo que no pueden eliminarse ni con dieta ni con ejercicio.

¿Hay algún límite de edad para someterse a este tipo de cirugía estética?

No hay límite de edad para someterse a una lipoescultura siempre que la piel conserve su flexibilidad natural. En cualquier caso, los pacientes cuya piel ha perdido elasticidad (por ejemplo, los ancianos) obtienen resultados de baja calidad. Los pacientes con sobrepeso deben someterse a una dieta antes de este tipo de cirugía para lograr resultados óptimos.

¿Es posible combinar la lipoescultura con otros procedimientos estéticos?

La lipoescultura se puede realizar sola o en combinación con otros procedimientos (por ejemplo, abdominoplastia, lifting de muslos y brazos, reducción de mamas u otras cirugías estéticas), excepto en casos especiales en los que las condiciones peculiares de riesgo lleven a un enfoque menos exigente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat