La Abdominoplastia es una cirugía que está indicada para eliminar el exceso de grasa que hay a nivel abdominal, sobre todo en pacientes que han sufrido un adelgazamiento importante o mujeres que después de los embarazos no logran que la piel del abdomen se retraiga.

Existen diferentes tipos de técnicas para llevar a cabo una abdominoplastia, y estas dependerán de las necesidades individuales de cada paciente.

La Abdominoplastia permite remodelar el abdomen mediante la eliminación de los excesos de grasa y tensando la piel donde existan problemas de flacidez.

La abdominoplastia es un procedimiento de cirugía estética abdominal que consiste en retirar el exceso de piel y grasa de la parte superior e inferior del abdomen y tonificar los músculos de la pared abdominal. La abdominoplastia se utiliza para mejorar el aspecto de un abdomen relajado y/o prominente mediante la eliminación del exceso de piel, la acumulación de grasa localizada y la laxitud de los músculos abdominales.

¿Para quién está indicado este tipo de intervención?

La cirugía abdominal está particularmente indicada para quienes, a pesar de tener una buena forma física, presentan una acumulación significativa de grasa (vientre) o una laxitud excesiva de la pared abdominal que no puede mejorarse ni con la dieta ni con el ejercicio físico. Por lo tanto, la abdominoplastia es muy solicitada por los hombres y también por las mujeres que han tenido uno o más embarazos o por los pacientes que, debido a la vejez, a la pérdida drástica de peso o a una cirugía previa, presentan una relajación de los músculos abdominales y una pérdida de elasticidad de la piel que ya no se puede recuperar.

¿Hay límites de edad para somerterse a una abdominoplastia?

No existe un límite de edad para someterse a este procedimiento quirúrgico, pero es preferible aplazar la operación en las mujeres que están planeando futuros embarazos, ya que el aumento de la presión intraabdominal podría separar de nuevo los músculos que se han reparado durante la operación de abdominoplastia. Los pacientes con sobrepeso deben someterse primero a una dieta y sólo después a una abdominoplastia para evitar tener que volver al cirujano plástico para eliminar el exceso de piel resultante de la futura pérdida de peso.

¿Qué otras operaciones se pueden realizar junto con la abdominoplastia?

La abdominoplastia puede realizarse sola o en combinación con otras técnicas quirúrgicas como la liposucción, el lifting de muslos u otros procedimientos de cirugía estética.

Abdominoplastia: ¿Cuáles son los riesgos y complicaciones de este tipo de cirugía?

La abdominoplastia es un procedimiento quirúrgico relativamente complejo. Cuando este tipo de intervención la realiza un especialista en cirugía plástica, experto en contorno corporal y en instalaciones autorizadas, los resultados son muy buenos y los riesgos de la abdominoplastia son menores. Para reducir los riesgos de la abdominoplastia y, por lo tanto, las complicaciones, es sin embargo esencial seguir cuidadosamente los consejos y las instrucciones que el cirujano le dará antes y después de la operación. Los fumadores deben disminuir el uso de los cigarrillos porque fumar puede aumentar el riesgo de complicaciones y causar retrasos en la curación.

Abdominoplastia antes y después: ¿Cómo se realiza la visita preoperatoria?

La abdominoplastia es un procedimiento muy personalizado que, como tal, requiere un examen especializado preciso. En la primera visita, el cirujano evaluará la cantidad y la ubicación de los depósitos de grasa presentes en el abdomen, la elasticidad de la piel, el posible exceso de piel y el tono de los músculos de la pared abdominal, e ilustrará los objetivos y los resultados estéticos que pueden obtenerse. El cirujano también evaluará sus condiciones de salud para excluir la presencia de alteraciones (como la hipertensión arterial, problemas de coagulación o de cicatrización) que puedan afectar al resultado final de la operación. Antes de la operación recibirá instrucciones específicas sobre nutrición pre y postoperatoria, ingesta de medicamentos, alcohol y cigarrillos. Al final de la visita el cirujano, de acuerdo con usted, elegirá el procedimiento quirúrgico más adecuado para su caso. Si el tono muscular y la elasticidad de la piel son buenos y se desea eliminar una acumulación localizada de grasa en la región abdominal, puede ser suficiente con proceder a la liposucción del abdomen o a la lipoescultura. Si el depósito de grasa y el exceso de piel se limitan a la zona situada debajo del ombligo, se puede realizar un procedimiento quirúrgico menos complejo llamado mini-abdominoplastia. Si, por otra parte, el depósito de grasa y las demás imperfecciones descritas anteriormente se localizan también en la parte superior del abdomen y las caderas, será necesario realizar una abdominoplastia completa, a veces combinada con una liposucción. Si, finalmente, el depósito de grasa y el exceso de piel se localizan no sólo en la parte anterior del abdomen y los flancos, sino también en la región dorsal posterior (frecuentemente como resultado de la obesidad mórbida), entonces será necesaria una abdominoplastia circunferencial.

¿Cuánto tiempo dura el procedimiento?

La operación de abdominoplastia dura entre una y tres horas, no es muy dolorosa y termina con un vendaje que tendrá que mantener durante unas tres semanas.

Postoperatorio

En las 48 horas siguientes a la operación de abdominoplastia, debe permanecer en reposo con las piernas flexionadas y la espalda levantada. A partir del tercer día, podrá reanudar una vida normal, pero evitará las actividades extenuantes, las saunas y los baños turcos. En los primeros dos días pueden aparecer hinchazones y moretones alrededor de la región tratada. Después de 7-10 días podrás reanudar tus actividades laborales si no son demasiado extenuantes. Tres semanas después de la cirugía, reanudará gradualmente todas las actividades normales, incluyendo los deportes.

¿Qué tipo de resultado se puede obtener con la abdominoplastia?

La abdominoplastia, ya sea parcial o completa, suele dar muy buenos resultados. Si tiene la previsión de seguir una dieta equilibrada y hacer ejercicio regularmente, los resultados obtenidos con este tipo de cirugía serán prácticamente permanentes.

Preguntas frecuentes de pacientes

Pregunta: Tengo 44 años. Después de tres embarazos y debido al considerable aumento de peso que les siguió, mi vientre está sobresaliendo y colgando. Me gustaría hacerme una abdominoplastia pero tengo miedo de que sea dolorosa y que me queden cicatrices feas.
Respuesta: La abdominoplastia está ciertamente indicada para resolver su problema porque la abdominoplastia le permite eliminar el exceso de piel y grasa de la parte superior e inferior del abdomen y tonificar los músculos de la pared abdominal. Sin embargo, le aconsejo que se someta a una visita al especialista, ya que el cirujano plástico podrá mostrarle el tipo de tratamiento más adecuado para su caso.

Generalmente, si el tono muscular y la elasticidad de la piel son buenos y se desea eliminar la acumulación de grasa localizada en la región abdominal, puede ser suficiente con proceder a una liposucción o lipoescultura. Si, por el contrario, el depósito de grasa y el exceso de piel se limitan a la zona situada debajo del ombligo, se puede realizar un procedimiento quirúrgico menos complejo llamado mini-abdominoplastia. Si, por otra parte, el depósito de grasa y la laxitud de la pared abdominal también implican la parte superior del abdomen y las caderas, será necesario realizar una abdominoplastia completa, a veces combinada con una liposucción. La abdominoplastia suele realizarse bajo anestesia general con hospitalización en la clínica durante dos noches. En algunos casos (mini-abdominoplastia o pequeña liposucción) la intervención puede realizarse bajo anestesia local y en un hospital de día.

En los 2-3 días inmediatamente posteriores a la operación sentirá un ligero dolor, tensión en la región tratada y dificultad para doblar el torso hacia las piernas. Estas molestias desaparecerán después de 7-10 días. En cuanto a las cicatrices, les recuerdo que en la abdominoplastia la incisión se hace por encima de la región púbica y, por lo tanto, permanece oculta dentro de la ropa interior.

Pregunta: ¿En cuánto tiempo después del embarazo se puede hacer una abdominoplastia o una liposucción en el abdomen?
Respuesta: El tiempo que debe transcurrir después de un nacimiento antes de someterse a una cirugía depende tanto de las condiciones de salud del paciente como del tipo de cirugía a la que se pretende someter. Por lo general, es aconsejable posponer la cirugía de abdominoplastia en las mujeres que están planeando futuros embarazos, porque el aumento de la presión intraabdominal podría separar nuevamente los músculos que se han reparado durante la cirugía de abdominoplastia. En el caso de la liposucción, la cirugía también puede realizarse después de unos meses.

Pregunta: ¿Es posible exponerse al sol después de una abdominoplastia?
Respuesta: Sí, pero no se recomienda exponer la cicatriz al sol durante al menos 12 meses porque podría pigmentarse y hacerse más visible.

Pregunta: ¿Cuánto tiempo después de la cirugía de abdominoplastia podré empezar a hacer gimnasia y reanudar mis actividades deportivas?
Respuesta: Por lo general, un mes después de la cirugía se pueden reanudar todas las actividades normales, incluyendo los deportes, siempre y cuando no sean deportes que involucren directamente a los músculos abdominales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat