Tratamiento de HIFU facial en Barcelona

Es un tratamiento basado en ultrasonidos localizados de alta frecuencia que trabajan directamente sobre las capas más profundas de la piel para mejorar la flacidez facial. A diferencia de otras técnicas como el láser, el HIFU concentra toda la energía mediante la focalización selectiva de energía ultrasónica y así no afecta a los tejidos más superficiales de la dermis.

El HIFU es ideal para rejuvenecer la piel del rostro mediante el tensado cutáneo, este permite crear un efecto de lifting facial, sin necesidad de incisiones ni infiltraciones de ningún tipo. En un procedimiento no invasivo e indoloro y sus resultados son inmediatos.

Es un tratamiento rejuvenecedor cuyos efectos se mantienen a largo plazo ya que estimula la creación de colágeno, lo que ayuda a mantener la piel firme, tonificada y elástica. Para resultados óptimos, se realizará una primera sesión la cual determinará si será necesario, o no, una segunda sesión o tercera sesión.

hifu en Barcelona

¿Qué es el tratamiento facial HIFU?

Es un tratamiento no invasivo basado en la emisión de ultrasonidos de alta frecuencia en la piel de la zona a tratar, con el propósito de remodelar el tejido afectado. Es decir, se trata de una técnica de medicina estética en la que se emplea calor para extraer un tejido determinado. A este procedimiento se le denomina en términos médicos como ablación térmica.

Al llevar a cabo este tratamiento, solo se ven afectados los tejidos que se deseen extirpar, sin que los colindantes sufran daño alguno. El incremento de la temperatura logra que la grasa del paciente comience a disolverse para que posteriormente sea eliminada a través del organismo de manera completamente natural. Además, el HIFU estimula la regeneración de elastina y colágeno, logrando que la piel se reafirme y tonifique.

Esta técnica se empleó por primera vez en el año 2002 para tratar la celulitis y la grasa localizada, y cuatro años más tarde (2006) se comprobó que el tratamiento también era ideal para eliminar la flacidez de la cara.

¿Cuánto dura el efecto del HIFU facial?

En términos generales, se necesitan dos o tres sesiones de tratamiento para obtener los resultados deseados. No obstante, el número de sesiones puede variar en función de las valoraciones del profesional. Una vez concluido el tratamiento HIFU, es posible que el paciente tenga que realizar otras sesiones de mantenimiento a través de radiofrecuencia y, transcurrido un año, puede someterse a otro tratamiento de HIFU facial.

Debido a que el HIFU facial produce la reestructuración de las moléculas de colágeno y elastina, los pacientes notan mejoras inmediatas. Generalmente, en torno a un 20 % del resultado final que se obtiene finalizado el tratamiento, se advierte después de cada sesión.

Entre 4 y 6 meses después (este periodo depende de cada paciente en particular) es cuando de percibe completamente el rejuvenecimiento y la mejora de las regiones tratadas. Y dado que el HIFU estimula de forma natural la acción de los fibroblastos, el resultado final que se obtiene con el tratamiento es a largo plazo, y se vera afectado por los cuidados que se brinda a la piel y, como es lógico, por el proceso natural de envejecimiento del paciente.

Después de una sesión los pacientes pueden retomar inmediatamente sus actividades cotidianas, puesto que no requiere reposo. Tan solo puede aparecer un leve enrojecimiento que dura escasas horas y, en algunos casos, pueden manifestarse hormigueo transitorio y ligeros hematomas y edemas.

¿Qué beneficios tiene el HIFU facial?

El tratamiento de HIFU facial para reafirmar el rostro ofrece numerosos beneficios:

  • Es adecuado para cualquier tipo de piel.
  • No produce fotosensibilización, por lo que se puede aplicar en cualquier momento del año.
  • No genera lesiones en los tejidos de alrededor del área tratada.
  • La mejora en la piel es a largo plazo, dado que incide en todos sus estratos: dermis superficial, epidermis y dermis profunda.
  • Genera la contracción instantánea de la piel, y estimula la creación de colágeno y elastina a largo plazo.
  • Ofrece resultados similares a los que proporciona un lifting quirúrgico.
  • Suaviza la señales de envejecimiento sin que las facciones pierdan su naturalidad.
  • Con 2 o 3 sesiones se obtienen los resultados deseados.

En definitiva, el HIFU es muy eficaz en personas con flacidez de leve a moderada. Produce un rejuvenecimiento natural, mejora el tono y la apariencia del rostro y hace que el paciente se vea con un aspecto más cuidado y joven. Las demás personas advierten la mejora considerable, pero a diferencia de la cirugía estética, que es más notoria, no se percibe que el paciente se haya hecho nada en el rostro.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat