Fotorrejuvenecimiento

 
 
 

Fotorrejuvenecimiento...



El fotorejuvenecimiento médico láser, también conocido IPL, se lleva a cabo mediante la emisión de un haz de luz láser que hace barridos sobre la piel y la exfolia para conseguir la reducción de arrugas y la reafirmación de la piel.

Con el fotorejuvenecimiento médico láser se pueden tratar las zonas de el rostro, manos y escote. Se requiere de entre 4 y 5 sesiones en intervalos de semanas o meses, determinados por el especialista, sus resultados pueden llegar a durar hasta tres años si se cuida la piel con productos adecuados y se evita exponerse demasiado al sol.



El tratamiento de IPL permite modificar los parámetros de la luz láser; de esta forma el tratamiento se personaliza según las necesidades individuales y particulares de cada paciente. El rejuvenecimiento médico láser permite tratar varias zonas en lugar de hacer sesiones por separado para cada zona aislada del rostro o para cada imperfección cutánea específica. De esta forma, con el rejuvenecimiento médico láser se consigue un resultado más uniforme y un aspecto más fresco y juvenil.