Carboxiterapia

 
 
 

Carboxiterapia...



La carboxiterapia consiste en aplicar gas dióxido de carbono (CO2) por vía subcutánea mediante pequeñas infiltraciones en las zonas a trabajar, produciendo una vasodilatación que aporta mayor cantidad de oxigeno a los tejidos. Este proceso tiene un efecto directo sobre la celulitis ya que mejora la circulación, así como también sobre la grasa localizada debido al efecto lipolítico que se produce con la carboxiterapia.

La carboxiterapia como tratamiento se adapta según las necesidades del paciente, pero suelen ser unas 10 a 15 sesiones que se pueden aplicar hasta 3 veces por semana.


La Carboxiterapia es una técnica que se utiliza para combatir la celulitis y la flacidez; asi como también es una excelente opción para combatir la grasa localizada de zonas como abdomen, piernas, cartucheras, brazos…etc. Además, tiene sobre la piel un efecto de tensado que la hace lucir rejuvenecida.