La manga gástrica, también conocida como “Sleeve gastrectomy” es un tratamiento efectivo para casos de obesidad mórbida.

El tratamiento de manga gástrica se realiza mediante laparoscopia, es decir, es una cirugía invasiva menor, lo cual contribuye a que los pacientes desarrollen una recuperación rápida.
Tiene excelentes resultados, ayuda a controlar el apetito y la saciedad y permite cambiar los hábitos alimenticios del paciente, que es el objetivo final de cualquier tratamiento para la pérdida de peso.

La técnica de manga gástrica en la cirugía bariátrica, se basa en la reducción del estómago en forma de tubo convirtiéndolo, como su nombre indica, en una manga. Al reducir el tamaño del estómago, el paciente come menos y se sacia antes.

La cirugía de manga gástrica está indicada para pacientes con un índice de masa corporal (IMC) superior a 35, aunque también influyen otros factores a la hora de diagnosticar este tratamiento como la solución más adecuada. Por ejemplo, deben tenerse en cuenta los hábitos del paciente, los factores de riesgo, las enfermedades o el estado psicológico.

La manga gástrica tiene varias ventajas claras frente al bypass gástrico

Solución múltiple

Tras ser intervenidas con este método, muchas personas han visto resueltas otras enfermedades asociadas al sobrepeso, como la hipertensión arterial, diabetes tipo II, el dolor de espalda y lumbar, sobrecarga de rodillas o caderas, así como los trastornos del sueño. Además, la transformación de la imagen corporal por el adelgazamiento, favorece una mejora de la autoestima.

Rápida recuperación
La duración de esta cirugía se viene a prolongar entre 45 y 60 minutos. Su recuperación suele ser muy rápida (generalmente son suficientes tres días de hospitalización) y los pacientes acostumbran a reiniciar su vida normal entre la segunda y tercera semana después de la intervención.

La pérdida de peso empieza inmediatamente tras la cirugía, de manera que durante los primeros seis meses se suele perder en torno a los 45 kilos (variable en función del peso inicial y de las características de cada paciente).

Los resultados de la operación bariátrica de manga gástrica comenzarán a observarse tras un mes de la operación y, en el caso de diabetes o apnea del sueño, ya se controlarán transcurridos estos 30 días. La pérdida de peso se produce a mayor velocidad durante los primeros 6 meses, reduciendo entre el 60 y el 70% del peso total a perder.

Durante un año, el paciente estará supervisado por un especialista, llevando a cabo controles de hábitos y de peso de forma semanal. Al cabo de un año y medio aproximadamente, el peso del paciente se considerará el definitivo, aunque el paciente seguirá haciendo controles de peso para confirmar y comprobar que los nuevos hábitos alimenticios se han adquirido de forma adecuada.