¿Qué es la cirugía íntima?

La cirugía íntima está hecha para aquellas mujeres que sufren y quieren solucionar algún problema en su parte más íntima.

La cirugía íntima se compone de una serie de procedimientos quirúrgicos que tienen por objetivo resolver problemas funcionales o estéticos de la región genital femenina.

La pérdida de satisfacción sexual es uno de los principales motivos por los que las mujeres acuden a la cirugía íntima. Pero hay muchos otros motivos como la Labioplastia o la Liposucción de pubis.

Labioplastia

La labioplastia es un tipo de cirugía íntima encaminada al rejuvenecimiento de los genitales externos femeninos mediante varias técnicas. Por ejemplo, puede realizarse una reducción de labios o darles su forma anómala. La Labioplastia permite, también, aumentar la apertura vaginal cuando es muy estrecha y dificulta las relaciones sexuales.

La fecha ideal para realizar una labioplastia es inmdiatamente después de finaizar la menstruación del mes correspondiente. Esto sirve para que cuando se produzca la siguiente menstruación, los tejidos ya hayan cicatrizado. Los resultados de la labioplastia son permanentes y las cicatrices son muy pequeñas.

Después de la intervención, se recomiendan 24 horas de reposo. A partir de las tres semanas de reposo, ya se pueden tener relaciones sexuales con penetración.

 

“Muchas mujeres sufre problemas en su parte más íntima sin saber que podrían solucionarlos con cirugía íntima. En Sants Institut te animamos a que no tengas miedo, podemos ayudarte.”

Liposucción de pubis

La Liposucción de pubis consiste en realizar una pequeña lipoescultura. Se realiza bajo anestesia local y sin cicatrices visibles ya que, la cicatriz, de menos de medio centímetro, se oculta entre el vello púbico.

La Liposucción de pubis elimina el exceso de grasa en la zona púbica. Para ello, se reduce el “Monte de Venus” a través de una liposucción, introduciendo una cánula muy fina.
Tras la Liposucción de pubis, es recomendable llevar una braga-faja protectora durante un mes. Además, debe evitarse realizar esfuerzos durante una o dos semanas.