Posted by Sants Institut at 17 marzo, 2017 1:49 pm Tratamientos corporales
Beneficios de los masajes

Los masajes se conocen desde tiempos ancestrales. Se comenzaron a aplicar para aliviar dolores en el cuerpo y su evolución hasta el día de hoy ha dado paso a una gran cantidad de modalidades y técnicas en las que incluso se puede ver el reflejo de algunas culturas.

Los masajes consisten en manipular las capas superficiales y profundas de los músculos del cuerpo mediante amasamientos, fricciones, presiones, impacto…etc Existen diversos tipos de masajes: relajantes, terapéuticos, deportivos y estéticos.

Según el objetivo de cada masaje se aplicarán las técnicas necesarias para lograr los objetivos.

Masajes Relajantes:  Alivian el cansancio, relajan los músculos y activan la circulación.  Se consideran una excelente herramienta para aliviar el estrés.

Masajes Terapéuticos: Se utilizan para mejorar la circulación, recuperar la movilidad entre tejidos dañados, aliviar dolores y optimizar el rango de movimiento.

Masajes Deportivos: Tal y como lo dice su nombre, se utilizan para deportistas antes, durante y después de la práctica del deporte.  Su aplicación no solamente ayuda al mejor rendimiento sino que evita posibles lesiones.

Masajes Estéticos: Su finalidad es mejorar el aspecto de la persona a través de la eliminación de depósitos de grasa y tonificación del músculo. Se considera que al ayudar a eliminar el estrés y el cansancio aporta también beneficios desde el punto de vista estético ya que la persona se verá más descansada, relajada y saludable.

Si deseas hacerte alguno de estos tipos de masaje, asegúrate siempre de ponerte en manos de profesionales. Haz clic aquí y pide tu cita, en Sants Institut  estaremos encantados de ayudarte.