Posted by santsinstitut at 11 febrero, 2016 11:27 am Cirugía estética, Sants Institut, Sobrepeso y obesidad

Muchas personas tienden a pensar que la Abdominoplastia y la Liposucción cumplen la misma función. Pues no. Aunque el resultado de ambos deriva en una increíble mejora desde el punto de vista estético, no son lo mismo y es importante tener claro cuándo y por qué se aplica cada tratamiento.

¿Qué es la abdominoplastia?

Es un procedimiento quirúrgico que consiste en la reconstrucción de la pared abdominal a través de de la eliminación del grasa y exceso de piel así como la tensión de los músculos de la pared abdominal. El objetivo es remodelar el abdomen, la cintura y la forma del tronco.

Liposucción

La liposucción consiste en remover y extraer la grasa localizada para remodelar la silueta.  El procedimiento de extracción se lleva a cabo mediante una cánula conectada a una máquina succionadora o mediante ultrasonido.

Cuál procedimiento me conviene más, Liposucción o abdominoplastia

Hay que tener en cuenta que ambos procedimientos son quirúrgicos por lo tanto es una decisión que se debe hacer de la mano de  un cirujano plástico con experticia en el tema. En algunos casos el médico decide incluso combinar ambos procedimientos si así lo requiere el perfil de su paciente.

Entre los factores que se tomarán en cuenta para llevar a cabo un procedimiento u otro (o ambos) son: tonicidad de la piel, cantidad de grasa localizada, tonicidad muscular, capacidad de cicatrización, edad del paciente…etc.

La liposucción en un procedimiento que se elige para remover grasa localizada y que permite contornear el cuerpo con pequeños cambios de la piel. Deja pequeñas incisiones que usualmente no se ven y por lo general va muy bien para paciente con buena tonicidad de la piel.

La Addominoplastia sirve igualmente para remover grasa pero adicionalmente estira la piel y la pared abdominal. Es ideal cuando el paciente tiene la piel floja o los músculos abdominales laxos. La abdominoplastia también puede remover cicatrices y estrías previas que se encuentren en la parte inferior del abdomen (muy común después de los embarazos o en casos de personas que han sido obesas)

Sea cual sea el caso se recomienda que ambas se realicen cuando la persona está en su peso y preferiblemente que no sea fumador, ya que estos últimos tienen tendencia a tener problemas de cicatrización.

Tags: ,

Leave a Comment