Con este post, iniciamos una serie en la que hablaremos de peelings químicos; qué es, qué tipos hay, para qué tipo de piel están indicados, resultados, etc. Hoy empezamos con una introducción y os contamos también cuál es el peeling de ácido glicólico. ¡Empecemos!

La piel de nuestro rostro envejece al igual que otras partes de nuestro cuerpo. A medida que pasan los años aparecen las arrugas, las líneas de expresión y las manchas.

No hay nada mejor que un peeling químico para recuperar la textura inicial de nuestra piel y devolverle la luminosidad y la vitalidad de un rostro joven.


El peeling químico es una técnica especialmente indicada para oxigenar y purificar la piel con el objetivo de dejarla libre de impurezas e hidratada.

Este procedimiento dermoestético se basa en la aplicación de agentes quimioexfoliantes, como por ejemplo el ácido

glicólico, el cual favorece la eliminación de las capas externas de la piel.

La técnica consigue estimular la producción de elastina y colágeno para combatir el envejecimiento cutáneo, aportando turgencia a la piel y disminuyendo las arrugas.

Además, el peeling químico no sólo es eficaz frente al envejecimiento de la piel sino también frente al acné, las manchas y para mejorar el aspecto de las cicatrices.

Otros de los objetivos de un peeling glicólico son:

– Difuminar las imperfecciones cutáneas
– Aportar luminosidad
– Unificar el tono
– Aumentar el grosor de la epidermis
– Mejorar la textura de la piel
– Cerrar los poros dilatados
– Atenuar las lesiones pigmentarias

Un peeling químico se realiza siempre después de haber limpiado la piel. La técnica es muy sencilla y se basa en la aplicación del agente, en este caso el ácido glicólico, sobre el rostro.

La concentración de ácido glicólico en el preparado dependerá de las necesidades del rostro de cada paciente y es la labor del especialista realizar una evaluación previa.

El ácido glicólico tiene numerosas ventajas respecto a otros agentes. Estimula la exfoliación y general el crecimiento de piel nueva reduciendo la apariencia de las líneas finas.

Si los peeling químicos se han hecho tan populares en los últimos años es porque son muy eficaces. Consiguen  mejorar las cualidades fisiológicas y mecánicas de la piel y nos devuelven nuestro mismo rostro pero con unos cuantos años de  menos.

Recuerda que en Sants Institut realizamos este tratamiento y lo adaptamos a tus necesidades. Si estás interesad@ puedes ponerte en contacto con nosotros haciendo clic aquí, escribiéndonos a info@santsinstitut.com o llamándonos al 93 409 02 43.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Comment