Posted by santsinstitut at 6 septiembre, 2013 1:13 pm Ponte en forma, Salud y bienestar

¿No lo conoces todavía? El wogging, que viene de la conjunción de las dos palabras inglesas walk (andar) y jogging (trotar), es una gran práctica de deporte al aire libre.

Lo bueno del wogging es que es saludable y divertido, y una gran alternativa para aquellas personas a las que no les gusta hacer ejercicio, o para aquellas que desean correr pero aún no tienen la resistencia muscular necesaria. Con el wogging, alternando la carrera con la caminata, se consigue efectuar esa transición con facilidad.

Con este nuevo ejercicio, se quema una gran cantidad de grasa corporal y, realizándose de manera sistemática y periódica, ayuda a prolongar la calidad de vida. Y no sólo eso, si no que además se reduce el estrés en las articulaciones, acto que ocurre generalmente cuando se hace el mismo movimiento durante mucho tiempo.

Por todos es sabido que uno de los mejores ejercicios físicos es caminar. Caminando, quemamos una media de 260 calorías/hora. Evidentemente, la facilidad y la baja intensidad del ejercicio, hace que sea agradable para todos, pero por ese mismo motivo, no es tan efectivo como, por ejemplo, correr, donde se queman 600 calorías/hora. Pero correr es monótono y agotador, y no todas las personas están preparadas físicamente para poder realizar una carrera. Además de que es una actividad de alto impacto que puede conducir a lesiones de espalda, rodillas y tobillos.

Como comentábamos al principio, el wogging es una opción más que interesante para todas las personas a las que les gusta el ejercicio, pero es ideal para aquellas que están haciendo dieta y que no están acostumbradas, ni les gusta, hacer ejercicio físico. Con el wogging, no pierden la oportunidad de quemar calorías y pueden empezar a experimentar con una práctica divertida y segura.

Existen dos formas de practicar el wogging; de forma constante o de forma variable:

  • Wogging constante: caminas estilo marcha pero despegando los pies del suelo y mueves a la vez los brazos. De esta manera, involucras todo el cuerpo y quemas muchas calorías.
  • Wogging variable: empiezas con caminata, sigues con un paseo, seguidamente corres y después pasas a hacer wogging constante un poco más. Así, haces ejercicio mientras disfrutas.

Con el wogging, al combinar andar con correr, la cantidad de calorías que se quema es superior, siendo de unas 520 calorías/hora, y se evitan lesiones producidas por correr, sin dejar de mejorar la condición fisica de la personas que lo practica.

Como ves, hacer ejercicio haciendo wogging no es monótono y es mucho más efectivo y divertido de lo que puede ser salir sólo a pasear o sólo a correr. Y lo más importante cuando haces ejercicio es que sea divertido, porque sólo así nos motivará lo suficiente como para seguir practicándolo.

Así que ya sabes, no esperes más, cálzate las deportivas y ¡prueba ya el wogging!

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Comment