Los test de tolerancia alimentaria se han puesto de moda últimamente, pero ninguno realiza la prueba a 200 alimentos, ninguno excepto el nuevo test de intolerancia de Sants Institut, que ha aumentado el número de alimentos ensayados de 100 a más de 200 y se ha convertido en el método más avanzado de intolerancia alimentaria a nivel mundial.

¿Y por qué se han puesto de moda los test de intolerancia alimentaria? Pues porque permiten conocer aquellos alimentos que, como su nombre indica, nuestro organismo no tolera correctamente y no nos sientan bien. Conociendo los resultados de este análisis, pueden modificarse los hábitos alimenticios y ajustar la dieta en pacientes que necesiten perder peso, asegurándose así de la correcta alimentación y funcionamiento del organismo.

Pero empecemos por el principio: ¿qué es la intolerancia o hipersensibilidad alimentaria? Esta reacción se debe a la formación de anticuerpos frente a proteínas de determinados alimentos, pero no del tipo IgE (que desencadenaría un proceso alérgico), si no del tipo IG. Esto se traduce en una reacción inmune retardada.

A través de este proceso inmunológico y en personas con factores de predisposición (estado de salud del tracto gastrointestinal y del sistema inmune, etc.), determinados alimentos pueden desencadenar manifestaciones clínicas insidiosas y difícil de relacionar con los alimentes, precisamente por ser patologías moderadas y crónicas. En estas personas, la eliminación de la dieta de aquellos alimentos con hipersensibilidad (niveles de IgG elevados) proporciona una notable mejoría.

Las condiciones clínicas que se relacionan con la intolerancia alimentaria son:

– Trastornos gastrointestinales como dolores abdominales, estreñimiento, diarrea, hinchazón abdominal o síndrome del colon irritable, etc.
– Procesos dermatológicos: acné, eczema, psoriasis, sarpullidos, urticaria, picor.
– Molestias neurológicas tales como dolor de cabeza, migraña, mareo o vértigo.
– Problemas respiratorios como tos, bronquitis, asma, rinitis o dificultad respiratoria.
– Alteraciones psicológicas: ansiedad, letargia, depresión, fatiga, hiperactividad.
– Trastornos músculo-esqueléticos; dolor, rigidez, artritis o fibromialgia,
– Obesidad y retención de líquidos.

Con una sencilla extracción de sangre se realizará el análisis que desvelará los alimentos que pueden ser potencialmente perjudiciales para tu salud y ayudará a aquellos pacientes que sufriendo alguno de los síntomas anteriormente descritos, no han obtenido mejoría con su tratamiento médico habitual.

Si crees que el test de intolerancia alimentaria puede ayudarte, no dudes en ponerte en contacto con nosotros haciendo clic aquí, escribiéndonos a info@santsinstitut.com o llamándonos al 93 409 02 43.

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Comment