Somos agua. El cuerpo humano está compuesto en un 60% de agua en el hombre adulto y un 54% en la mujer adulta, disminuyendo hasta un 45% del peso corporal total en las personas mayores. Y el agua se convierte en un nutriente esencial que compone más de la mitad de la masa corporal.

Sabemos que debemos beber agua, que nos ayuda a limpiar nuestro organismo y que cuanta más bebamos, más iremos al baño, los nutricionistas nos recomiendan beber mínimo 8 vasos de agua, y todo esto tiene una explicación que os voy a contar.

En estudios recientes, se ha confirmado que beber agua ayuda a perder peso. ¿La explicación? Es simple: el agua tiene un efecto saciante y depurativa del organismo, y su aporte extra previene la retención de líquidos y ayuda a gastar más calorías durante el día.

Dos vasos de agua antes de las principales comidas ayuda a sentir el estómago lleno, disminuyendo el apetito y sintiéndose saciado antes, con lo cual, se come menos. Y esto es lo que se ha comprobado con los estudios de un grupo de investigadores estadounidenses de Boston.

Y no importa que el agua sea del grifo o mineral, eso sí, no se pueden pedir peras al olmo, y para que sea realmente efectivo, es necesario llevar una dieta equilibrada para que el agua que no tiene aporte calórico haga ingerir menos calorías al día.

Según un estudio publicado en la revista ‘The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism’, se asegura que beber medio litro de agua aumenta el gasto metabólico en un 30% después de 30 ó 40 minutos de haberla ingerido, con lo cual el agua no sólo ayuda a perder peso porque previene y reduce la retención de líquidos, si no porque aumenta el gasto metabólico, como venimos diciendo.

La retención de líquidos es uno de los factores ocultos del aumento de peso
. Las causas pueden ser de estilo de vida (sedentarismo), de fluctuaciones hormonales (embarazo, lactancia, premenstruación), de desequilibrio en la ingesta de bebidas o debido a algunas enfermedades. También son causa de retención hídrica los procesos inflamatorios y alérgicos, así como la toma de algunos medicamentos como corticoides, antiinflamatorios o anticonceptivos orales. Finalmente, las personas obesas o con sobrepeso pueden sufrir una retención de líquidos por trastorno circulatorio, debido al enlentecimiento del retorno sanguíneo y linfático por exceso de peso, principalmente.

Una ingesta elevada de líquido no presenta normalmente problemas fisiológicos en una persona sana porque el exceso se elimina con facilidad y de una manera rápida por los riñones. Por el contrario, una ingesta baja puede generar graves problemas de salud.
La hipohidratación se corrige con una ingesta mayor de agua a través de los alimentos y bebidas, mediada por la sensación de sed, efectivo mecanismo de nuestro cuerpo que nos recuerda la necesidad de beber tras periodos de bajo aporte de líquidos. Los efectos de no beber suficiente son, entre otros, la disminución del tono muscular, peor digestión y absorción de los nutrientes, el aumento de la concentración de sustancias tóxicas en el organismo y la temida retención de líquidos.

Mientras se está perdiendo grasa corporal cuando se sigue una dieta de adelgazamiento, se producen sustancias de desecho que el organismo elimina a través de los riñones y de la orina. Beber suficiente agua asegura el buen funcionamiento renal y la eliminación de estas sustancias. Por este motivo, otro papel importante de este nutriente durante la pérdida de peso es el efecto detoxificante.

Y es muy importante que tengáis en cuenta que mientras se hace deporte debe beberse mucha agua para suplir la pérdida de líquidos y electrolitos por el sudor. Tened en cuenta que cuanta más agua bebáis, más sudaréis.

Y recordad: el consumo diario recomendado es de 9 vasos de agua en mujeres y 13 en hombres. Seguid estas pautas y vuestro organismo os los agradecerá, y vosotros también.

Si quieres más información, ponte en contacto con nosotros y te concertaremos una cita con uno de nuestros especialistas.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Comment