Posted by santsinstitut at 19 julio, 2010 5:46 pm Salud y bienestar, Sobrepeso y obesidad

La causa más frecuente de la pérdida de regularidad intestinal, es decir, del estreñimiento,  se debe fundamentalmente a factores dietéticos, siendo su causa principal una falta de fibra en la dieta.

Otras veces el estreñimiento está relacionado con diferentes enfermedades que padece la persona y es un síntoma frecuente en pacientes obesos, con diabetes y enfermedades del tiroides. También pueden producir estreñimiento algunos medicamentos que se utilizan para tratar el dolor, la depresión y algunas enfermedades del corazón.

drenaje-linfaticoComo comentamos en cada uno de nuestros artículos, la dieta es la base para prevenir y combatir la obesidad, pero no debemos descuidar de ninguna manera los sistemas de drenaje del organismo. Hay que facilitar el proceso de eliminación de toxinas, mejorando los trastornos circulatorios que sufren las personas obesas. Para garantizar un correcto drenaje, los drenajes linfáticos de forma periódica son muy indicados.

Para quien padece estreñimiento, el primer paso es restablecer el correcto tránsito intestinal. Es imprescindible que la persona haga sus deposiciones diariamente y sin dificultad. El estreñimiento, situación que afecta a la mayoría de los obesos, ralentiza muchísimo el proceso de adelgazamiento.

Las causas fisiológicas del estreñimiento son:

  • Hipomotilidad intestinal: los músculos del intestino no tienen fuerza suficiente como para realizar las contracciones necesarias para expulsar las heces.
  • Hipermotilidad intestinal: aparecen espasmos o contracciones involuntarias en una parte del intestino que retienen las heces, impidiendo una correcta evacuación.
  • Problemas rectales: los músculos del recto no producen el reflejo suficiente para una defecación normal o bien hay lesiones locales que provocan dolor.
  • Debilidad de los músculos de la pared abdominal: no hay presión suficiente para evacuar.
  • Obstrucción mecánica del colon o del recto: cuando hay lesiones intrínsecas o extrínsecas del intestino grueso o del ano.

Cualquier persona de cualquier edad puede sufrir temporadas de estreñimiento, sobre todo coincidiendo con cambios de dieta o viajes. Las personas de edad avanzada o con poca actividad lo sufren con más frecuencia. El estreñimiento, más que una enfermedad propiamente dicha, representa un desajuste que depende del hábito intestinal de cada individuo.

El tratamiento del estreñimiento depende fundamentalmente de la causa que lo produce. La mayoría de las veces será suficiente con añadir fibra a la dieta. Si se relaciona con la toma de fármacos, y estos se pueden cambiar por otros, será aconsejable hacerlo. En otras ocasiones puede ser necesario recurrir a la cirugía.

La obesidad deteriora gravemente tu calidad de vida, ponle remedio cuanto antes mejor. Ponte en contacto con nosotros y te concertaremos una cita con uno de nuestros especialistas para estudiar personalmente tu problema de obesidad.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Comment