La obesidad y la Diabetes del tipo B

La diabetes del tipo B es una enfermedad que consiste en que el organismo no produce la suficiente insulina o las células ignoran esta hormona responsable del transporte del azúcar. Si hay deficiencias de insulina en el organismo, la glucosa no penetra en las células y se acumula provocando a corto plazo una falta de energía y a más largo plazo complicaciones en ojos, riñones, nervios y corazón.

asaltar la neveraLa obesidad y la diabetes de tipo B son dos amenazas para la salud que, actualmente, son más frecuentes en los niños y adolescentes, a diferencia de años atrás que sólo eran propias de personas que pasaban de los 50 o 60 años. Si hacemos caso a las estadísticas, los principales factores de riesgos modificables de la diabetes B son el exceso de peso y la obesidad.

El riesgo de desarrollar diabetes aumenta progresivamente en personas adultas con exceso de peso. No todas las personas con sobrepeso y obesidad tienen de diabetes pero los estudios nos demuestran que hay un 80% de obesos diagnosticados de diabetes del tipo B.

Las consecuencias más graves de las personas que sufren diabetes son:

  • Enfermedades del corazón: existe un aumento real en el riesgo de ataque cardíaco, derrame cerebral y complicaciones relacionadas con una circulación pobre.
  • Complicaciones en la vista: el paciente puede tener problemas oculares y hasta quedarse ciego.
  • Neuropatía y daños en los nervios que recorren todo el cuerpo y que conectan la médula espinal con los músculos, la piel, los vasos sanguíneos y otros órganos.
  • Complicaciones en los pies.
  • Complicaciones dermatológicas.

No debemos olvidar que nuestro organismo es una máquina extraordinaria donde todo guarda un equilibrio que debemos respetar y mantener. Uno de esos equilibrios importantes es la relación entre los azúcares y la insulina, cuando esa relación se altera puede sobrevenir la enfermedad (obesidad, diabetes e hipertensión)

La ingesta continua y desmesurada de hidratos de carbono altera el mecanismo de regulación de la insulina, y luego lo agota. En ese momento,  un obeso pasa a ser un diabético tipo II, que no es nada más que ese mismo obeso, pero que ahora carece de las cantidades necesarias de insulina, lo cual agrava más el cuadro.

diabetes

Ésta primera fase se caracteriza por deseos exacerbados de  ingerir dulces o pastas, lo cual tiende a incrementar la obesidad. La edad más frecuente de aparición de los síntomas está a partir de los 25 años, pero puede darse en niños o adolescentes, en especial aquellos que no practican deportes.

Estamos diseñados para ingerir una cantidad razonable de azúcares y, por tanto, para generar una cantidad limitada de insulina capaz de mantener los límites de la glucemia dentro de la normalidad. Si el equilibrio se rompe, la diabetes aparece.

Si deseas más información o necesitas un tratamiento específico, ponte encontacto con nosotros y te concertaremos una cita con uno de nuestros especialistas para estudiar personalmente tu caso.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comments

Leave a Comment