Posted by santsinstitut at 19 julio, 2010 6:32 pm Salud y bienestar, Sobrepeso y obesidad

Los datos de los estudios realizados indican que el problema de obesidad, lejos de solucionarse, crece, ya que en Europa se ha triplicado en las dos últimas décadas. En España, según la encuesta ENS de 2006, un 37,8% de los adultos sufre sobrepeso y un 15,6% obesidad, mientras que entre los niños y jóvenes las cifras rondan el 30% de sobrepeso y 14% de obesidad.

Estas cifras significan que no estamos corrigiendo la tendencia al sobrepeso y la obesidad en nuestra sociedad, más bien al contrario, el problema se agudiza.

dietas-poco-sanas

Y es un problema que va más allá del ámbito sanitario. Los tratamientos que es necesario poner en marcha para tratar la obesidad representan una enorme carga en costes sociales y económicos, debidos a la utilización de recursos para su prevención primaria y secundaria, y el tratamiento de las enfermedades asociadas. El coste que la situación actual plantea podría alcanzar el 7% del coste sanitario del Sistema Nacional de Salud, aunque esta cifra sea cuestionada por algunos sectores.

Por un lado tenemos una tendencia al alza en los índices de obesidad, y por otro un modelo social que ensalza el culto al cuerpo. Son muchísimas las personas afectadas que no aceptan su condición de obesos y viven acomplejados y con angustia. Personas que intentan por todos los medios “encajar en los estereotipos de peso ideal” y no dudan en recurrir acualquier método que les prometa un cambio de imagen, aunque éste no reúna las garantías necesarias.

Casi el 80% de los afectados utiliza productos y métodos “milagrosos” y sólo un 6% de los que se proponen adelgazar acuden al médico o al especialista.

La educación desde la infancia, inculcando hábitos correctos para la prevención de la obesidad, es fundamental. Aunque, lamentablemente, esta educación no es lo habitual. Una reciente encuesta realizada en Almería entre adolescentes revelaba que el 97% desconoce la dieta mediterránea, el 76% no desayuna en casa, el 73% cambiaría su imagen corporal y, para mantenerse en forma, prefieren buscar una dieta en Internet.

Otro aspecto preocupante es que en muchos  institutos no se respetan las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en materia de grasas y que la bollería, las patatas fritas y las chucherías de todo tipo acaparan las ventas en las cafeterías.

Los adolescentes, en general, descuidan esos hábitos de los que hablamos, y el entorno cotidiano tampoco les facilita las cosas. Las causa del aumento de la obesidad entre los jóvenes es, con mucho, una alimentación poco equilibrada, la ausencia de la práctica regular de ejercicio físico y, en muchos casos, un sedentarismo preocupante.

Los expertos consideran imprescindible educar en hábitos saludables de vida y ofrecer alternativas mediante la información y formación sobre este problema de salud. Y eso, no podemos ignorarlo, está en manos de cada uno de nosotros.

Si deseas más información sobre cualquier tema o tratamiento relacionado con la obesidad, ponte en contacto con nosotros y te concertaremos una cita con uno de nuestros especialistas para estudiar personalmente tu caso.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Comment