Posted by santsinstitut at 19 julio, 2010 6:38 pm Salud y bienestar, Sobrepeso y obesidad

Podemos utilizar el frío como aliado de nuestra dieta aumentando el gasto de calorías. Una persona con una estatura de 1,70 m, con un peso de 70 kg y una actividad física normal consume diariamente alrededor de 2.400 calorías diarias.

frio-contra-la-obesidad

El consumo de calorías se distribuye así:

  • 300 calorías aseguran nuestra actividad funcional básica (es decir, el funcionamiento de nuestros órganos  vitales: corazón, cerebro, hígado, riñones, etc.)
  • 700 calorías mantienen nuestra actividad relacional (actividad cotidiana, ejercicios moderados).
  • 1.400 calorías, que suponen más del 50% de todas las que consumimos, están destinadas a mantener el equilibrio de nuestro termostato biológico, o lo que es lo mismo, mantienen la temperatura general de nuestro cuerpo en 37°C (recordemos que un ser humano no puede vivir mucho con una temperatura diferente a ésta).

La porción de calorías que consumimos más fácil de incrementar es la que va destinada a nuestra actividad relacional. Si aumentamos nuestro nivel de actividad y ejercicio (aún manteniéndonos en niveles de ejercicio moderados) el consumo de caloría aumenta.

Sabemos, eso sí, que, en la práctica, por muy sencillo que resultase aumentar el gasto calórico no lo hacemos, y cuanto mayor es el sobrepeso menor suele ser el nivel de actividad.  Las personas obesas, en su inmensa mayoría, son extremadamente sedentarias.

Sin embargo, podríamos aprovechar la llegada del invierno y de las bajas temperaturas para eliminar una parte del sobrepeso que acumulamos. El frío se transforma en nuestro aliado. Si nosotros ponemos un poco de nuestra parte aumentando la actividad cotidiana y el ejercicio físico, el frío nos ayudará, puesto que obliga a nuestro organismo a quemar más calorías para mantener los 37°C de temperatura corporal.

Hay, además, otros factores a tener en cuenta que se desprenden de investigaciones científicas que se están llevando a cabo hoy en día.

El crecimiento del tejido adiposo y su metabolismo dependen del oxígeno y de los nutrientes de la sangre. Una forma de regular la grasa que almacena el cuerpo (es decir, una manera de luchar contra la obesidad), podría ser influir en el desarrollo de los vasos sanguíneos en el tejido adiposo.

Un equipo de investigadores ha demostrado de manera experimental el rápido desarrollo de los vasos sanguíneos que se produce en el tejido adiposo expuesto a bajas temperaturas, un fenómeno al que sigue (tengamos en cuenta que estos experimentos están aún en fase de prueba con ratones) la transformación del tejido adiposo de grasa “blanca” a grasa “marrón”. La  “grasa marrón” tiene mayor actividad metabólica y se consume más deprisa.

Según los responsables del estudio, “es la primera vez que se demuestra que el crecimiento de los vasos sanguíneos   afecta a la actividad metabólica de los tejidos adiposos y viceversa”. Si se consigue descubrir con exactitud cómo regular el desarrollo de los vasos sanguíneos en los humanos, se abrirán nuevas vías para tratar enfermedades relacionadas con la obesidad o con desarreglos del metabolismo, como la diabetes.

Las denominadas “grasas marrones”, las que queman energía y mantienen el calor corporal, se encuentran sobre todo en animales que duermen durante el invierno. En humanos, este tipo de grasa es típica de los recién nacidos. Sin embargo, los científicos creen que controlando el desarrollo de los vasos sanguíneos, sería posible transformar la grasa blanca en marrón también en los adultos.

Las investigaciones avanzan, pero la verdadera solución para la obesidad está en la voluntad de quien la padece para curarse. La ciencia y la medicina nos ayudan, pero somos nosotros, nuestra actitud y nuestra disciplina, quienes determinamos el éxito o fracaso de cualquier tratamiento.

Si deseas más información sobre cualquier tema o tratamiento relacionado con la obesidad, ponte en contacto con nosotros y te concertaremos una cita con uno de nuestros especialistas para estudiar personalmente tu caso.

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Comment