Posted by santsinstitut at 19 julio, 2010 7:07 pm Balón gástrico, Sobrepeso y obesidad, Testimonios

Hemos hablado en varios posts sobre el balón intragástrico (BIG) y como sabemos que no es lo mismo que lo leamos a que alguien que lo ha experimentado nos lo cuente, decidimos hacerle una entrevista a Santiago López, de 28 años y paciente de Sants Institut.

En la entrevista, Santi responde a diversas cuestiones sobre el balón para que todas aquellas personas que tengan dudas sepan de primera mano qué sucede cuando uno decide colocarse un BIG. Comenzamos.

-¿Desde cuándo tienes sobrepreso?
Des de hace 8 años, cuando tenía 20 años.

-Si optaste por colocarte el balón intragástrico y seguir el tratamiento, es porque tenías un sobrepeso considerable. ¿Podrías decirnos cuánto pesabas al inicio del tratamiento y cuánto pesas ahora?
Al inicio del tratamiento pesaba 132 kg y ahora peso 101-102 kg.

-Y ¿cuánto hace que te pusiste el balón?
Hace ya 7 meses.

-¿Habías probado antes otros métodos para adelgazar? ¿Cómo te habían funcionado?
Probé con dietas, gimnasio, algún dietista… Pero no había logrado adelgazar más de 10 kg.

-¿Cómo conociste el procedimiento del balón intragástrico? ¿De dónde sacaste la información?
Obtuve la información por internet y a través de alguna clínica en la que me informé sobre tratamientos para la obesidad.

-¿Qué es lo que te hizo decidirte a comenzar el tratamiento?
La confianza que me inspiró este centro.

-¿Puedes contarnos en qué consiste exactamente el tratamiento?
La colocación del balón se hace vía endoscopica, te duermen y no sientes nada. Cuando te despiertas, ya tienes dentro un balón que ocupa un espacio en el estómago y esto  hace que no tengas tanta hambre, que te sacies antes. Sirve para aprender a comer, para aprender a alimentarte bien y está de 6 a 8 meses dentro. Después te lo extraen de la misma manera y en ese tiempo tienes que haber aprendido a tener unos hábitos alimentarios correctos.

-A menudo podemos leer que muchas personas se sienten con náuseas, vómitos, mareos, malestar, etc. durante los días posteriores a la colocación del balón, pero…  ¿Qué tal fueron tus días después de la intervención?
Fueron 5-6 días muy malos. Me los pasé en la habitación encerrado sin ver a nadie porque me encontraba fatal, con muchos vómitos, pero a partir de aquí con ayuda de medicamentos y con el cuerpo que se fue acostumbrando, empecé a poder comer líquidos y luego semisolidos. Cuando comencé con dieta general, tenía que masticar mucho la comida, porque es lo que el cuerpo te pide, si no, no te sienta bien y el organismo no lo acepta. Pero ahora visto desde el pasado que ya es, creo que fue muy bien. Es un proceso que hay que pasar y no es tan crítico com al principio me parecía.

-¿Podrías explicarnos cómo ha ido cambiando tu dieta desde los primeros días hasta la que actualmente sigues?
Al principio era una dieta muy pobre por aquello de adaptar al estómago, pero poco a poco he ido aprendiendo a comer, a masticar, a tardar mucho más comiendo. Antes comía muy rápido, comía “como un pavo”, según mi madre, y ahora, en cambio, soy el que ás tarda en comer de mis amigos y como muchas ensaladas. Es que he cambiado la forma de comer; los primeros son ligeros y como más platos con proteínas. Sobre todo, como menos cantidad; antes comía un super plato y, ahora con uno pequeño noto que estoy bien, que estoy saciado.

-¿Qué cambios en tus hábitos de vida se han producido? Es decir, no sólo a la hora de comer, si no en general (si vas al gimnasio, si andas más, etc…)
Al verme más delgado, al ver que los progesos existían y después de las primeras molestias, empecé a hacer deporte. Me gustaba salir a correr, pero como no podía, salía a andar una hora y media, me lo recomendaron y colaboró a que adelgazara más. Luego empecé a ir al gimnasio, a hacer máquinas y un montón de deportes que antes no hacía por pereza y que ahora los hacía para acelerar el proceso o mantenerme.

-¿Estás contento pues con los resultados que estás obteniendo?
Estoy muy contento. Muchísimo.

-¿Qué supone para ti haber perdido tanto peso y encontrarte tal y como estás ahora?
Yo nunca m he encontrado mal con mi peso ni con mi cuerpo, pero sí tenía problemas con las tallas de ropa y quería verme mejor. Ahora puedo comprar ropa en sitios donde antes no podía, y además, soy aficionado a conducir coches y aunque eran grandes, había movimientos que no podia hacer y ahora ya sí, y es una pasada.

-El tratamiento del balón intragástrico no es barato, todos lo sabemos, pero ¿cómo valoras tú el gasto hecho? ¿Recomendarías a todas esas personas con sobrepeso que tomen seriamente la opción de colocarse un balón?
Lo considero muy bien invertido, pero siempre y cuando una persona sea consciente y sepa cómo funciona; que no es que te lo pongan y punto, si no que tienes que trabajártelo para llegar a tus metas.

-¿Cuáles son tus metas ahora?
Han cambiado respecto a las de antes de ponerme el balón; antes mi meta era adelgazar, ahora mi meta es ponerme fuerte en el gimnasio y conseguir músculo.

-Para resumir, en una palabra; ¿cómo valoras el tratamiento en general? ¿Y lo que ha supuesto y supone para ti?
¡No puedo resumirlo en una palabra! Es un tratamiento muy correcto. Si tienes la conciencia de cómo lo vas a pasar, es un tratamiento muy completo con psicólogo y nutricionista y con el apoyo de todo tu entorno.

-Y para terminar, ¿Algún consejo a aquellas personas que te estén leyendo?
Que lo que te propongas lo hagas, y lo hagas correctamente.

Santi se ofreció para brindar su testimonio y ayudar, así que esperamos haberlo conseguido y que la entrevista os haya resultado de gran interés. Como véis, con voluntad, todo es posible.

Si te sientes identificado/a con alguno de los comentarios de Santi, si quieres perder peso y hacerlo de manera efectiva, ponte en contacto con nosotros y te concertaremos una cita con uno de nuestros especialistas para estudiar personalmente tu caso.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Comment