Quien ha probado para perder peso con dietas y más dietas, quien lo ha intentado con acupuntura, medicamentos o modificación de la conducta, quien se ha colocado el balón gástrico y no lo ha conseguido, tiene en la banda gástrica un aliado para seguir luchando por conseguir su peso ideal y proteger su salud y su bienestar.

La Banda Gástrica Ajustable (Lapband) es un procedimiento para facilitar la pérdida de peso en pacientes con obesidad. Consiste en la colocación de una banda inflable de silicona alrededor de la parte superior del estómago, dividiéndolo en dos partes y disminuyendo la capacidad hasta un tamaño de 25-30 cc. La nueva bolsa pequeña que se forma en la parte superior del estómago limita y controla la cantidad de alimentos que pueden ingerirse de una vez y la salida estrecha del estómago aumenta el tiempo necesario para que el estómago se vacíe. Como consecuencia, los pacientes experimentan una sensación de plenitud y satisfacción con pequeñas cantidades de alimento.

La reducción subsiguiente en la ingestión de alimentos causa una pérdida de peso que se establece en una media de 0,5kg a la semana. Hay que tener en cuenta que la pérdida demasiado rápida crea un peligro para la salud y puede causar numerosos problemas, además, la meta principal es una pérdida de peso progresiva que mejore o resuelva los problemas médicos conectados con la obesidad severa. La mayoría de los pacientes pueden experimentar una pérdida del exceso de peso entre el 50-60% a los 5 años de seguimiento, siendo el control médico regular crucial para obtener resultados óptimos.

Es importante tener en cuenta que la banda gástrica se puede realizar tan sólo a pacientes que tienen más de 18 años y que pesan el doble de lo que deberían o al menos pesan 45 kilos más de su peso ideal. Es decir, el tratamiento se realizará en casos de obesidad mórbida con un Índice de Masa Corporal (IMC) superior a 40. También es importante que el paciente lleve más de 5 años con obesidad y que durante todo ese tiempo haya hecho un esfuerzo importante con otros métodos para reducir su peso.

Una de las principales ventajas de esta técnica es que se trata de la única cirugía ajustable y reversible para la obesidad, que no requiere cortar ni engrapar el estómago o formar derivaciones del aparato gastrointestinal para desviar la digestión normal.

Al tratarse de una técnica mínimamente invasiva (se efectúa mediante laparoscopia), los pacientes pasan como mucho un día hospitalizados y necesitan una semana para volver al trabajo y de un mes a seis semanas para reanudar ejercicios.

Una vez realizada la intervención, el objetivo del tratamiento dietético es proteger el nuevo estómago, fraccionando la comida a intervalos no inferiores a 30 minutos.

Se llevará a cabo una dieta progresiva, que empezará con líquidos y pasará a dieta blanda para luego pasar a alimentos blandos y dieta general para terminar. En la mayoría de casos, los pacientes ya comen sólidos a las 12 semanas y se evalúa el tiempo de progresión en las dietas de forma individual, observando la evolución del paciente.

Existen dos etapas por las que el paciente pasará una vez realizada la intervención:

– Adaptación: la meta es disminuir el volumen y la consitencia del alimento, pasando de dieta blanda a dieta normal. Así, se logra prevenir el aumento de tamaño del nuevo estómago.

– Post-intervención: se reeducará al paciente para que adquiera unos correctos hábitos alimentarios, disminuyendo el volumen de las comidas. Esta fase será fácil pues al tener menos volumen en el estómago, se sacia antes.

Es importante seguir todos los consejos médicos que facilitan los especialistas que acompañarán al paciente a lo largo de todo el tratamiento. Es básico comer pequeñas cantidades y saber cuándo está saciado uno pues si se come más de lo que se debe, el estómago acabará cediendo y se hará más grande, no sirviendo de nada la intervencón de la banda gástrica. Hay que tener muy presente que la disciplina personal en materia de alimentación es fundamental para el éxito de cualquier tratamiento de la obesidad.

Si tu caso pertenece a alguno de los que hemos citado al principio, si quieres perder peso y ya no sabes cómo, ponte en contacto con nosotros y te concertaremos una cita con uno de nuestros especialistas para estudiar personalmente tu caso.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Comment