Aunque lo intentemos, es inevitable acabar cometiendo excesos durante las fiestas navideñas, pero una vez han pasado y empieza un nuevo año, es básico que uno de nuestros primeros objetivos sea perder ese peso ganado.

Para empezar a preparar a nuestro cuerpo, no hay nada mejor que una dieta purificadora, destinada a deshinchar la barriga y limpiar las impurezas acumuladas por la comida y bebida de estas fiestas. Esta dieta purificadora consta principalmente de frutas, verduras, yogur y zumos que ayudarán a eliminar las toxinas.

Las toxinas (sobre todo en el hígado) disminuyen nuestro metabolismo, estudios universitarios han demostrado que nuestro organismo después de una copiosa cena con alcohol se reduce en un 70%, o lo que es lo mismo, imaginaos que el día siguiente a una cena vamos a hacer ejercicio para perder peso y compensar. Pues bien, en un entrenamiento normal de una hora conseguimos quemar unas 600 calorías con un 50 a 60% de grasas, pero después de una cena con alcohol, al reducir nuestra capacidad por culpa de las toxinas, el mismo entrenamiento es solamente equivalente a unas 200 calorías y prácticamente sin quemar nada de grasas.

Sólo tendrás que hacerla un día aunque podrás repetirla dos veces al mes y cuanto antes te pongas a ello, mejor. Recuerda que el objetivo de esta dieta no es adelgazar (aunque puede ayudar a bajar de peso al cambiar el hábito de alimentación) si no desintoxicarse.

A continuación te damos las pautas de la dieta para que empieces ya a llevarla a cabo:

Ayunas: zumo de limón y pomelo.

Desayuno: 1 infusión, 1 tostada de pan integral o 1 yogurt descremado y 1 vaso de zumo de kiwi o naranja.

Media mañana: 1 vaso de zumo de pera.

Comida: 1 pechuga de pollo o filete de merluza y 1 vaso de zumo de mandarina.

Media tarde: 1 vaso de zumo de manzana.

Merienda: 1 infusión, 1 tostada de pan integral o 1 yogurt descremado y 1 vaso de zumo de sandía o melón.

Cena:
1 plato hondo de sopa de verduras o de ensalada mixta y 1 vaso de zumo de ciruela.

Antes de acostarte:
1 vaso de zumo de limón y naranja.

Durante el día están permitidos todos los líquidos que quieras siempre que no contengan alcohol, azúcar, sal o gas. Lo mejor son el agua, las infusiones de menta, la tila y la manzanilla. No exageres con los zumos de frutas comprados porque tienen bastantes hidratos, trata de hacértelos tú mismo y evita el café y el té porque son excitantes.

Con esta dieta que te recomendamos, ya estás en camino de recuperar tu peso y seguir adelante con tu dieta y conseguir llegar a tu peso ideal.

Si has ganado unos quilitos y quieres volver a tu peso de forma rápida, efectiva y saludable, contacta con nosotros y te concertaremos una cita con uno de nuestros especialistas para estudiar personalmente tu caso.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Comment